Posts Destacados 

15 de mayo día de la familia



Vamos a hablar unos minutos de una institución básica en la vida social que es precisamente la familia. Que es el lugar privilegiado y el santuario donde se desarrolla la aventura agradable, grande, íntima de cada persona humana. Por eso hay que hacer que la familia sea lo que ahora no es —desgraciadamente—.


Quiero empezar recordando ayer que fue el día de la familia 15 de mayo en 1993 la ONU declaro que todos los mayos el día 15 se celebrara el día de la familia. ¿Por qué? Hemos de recordar el artículo 16 de los derechos humanos que dice así: La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del estado.


Pues bien, aunque esta es la realidad, la onu, lo que hace es cargarse con bonitas palabras exactamente la familia. Por ejemplo lo que ha pedido para el 2016 ha dicho que vamos a hacer que la familia sea pilar de la sociedad. No es que lo tenga que decir la onu, es que lo es.


Que requiere y que está pasando una profunda transformación. Es cierto.


Que es más pequeña la familia de ahora, tienen menos hijos, hay mas divorcios se casan más tarde hay muchas familias monoparentales y se nota el envejecimiento de la sociedad claro no hay hijos, no se casan, pues la sociedad se va haciendo vieja, no?


Y realmente como va a procurar la ONU mejorar la familia. Pues ha dado 4 temas: Recordar que es el pilar de la sociedad. La profunda transformación. Cuidar que haya como se suele decir pues un desarrollo más fuerte un desarrollo más protegido menos pobreza acabar con la pobreza. Aumentar la transformación que hay hoy en la familia.


Todo eso está muy bien. Pero si resulta que ya no admitimos que la familia es hombre y mujer. Porque al final de todas las cosa que ha dicho resulta que termina poniendo como quien no quiere la cosa, entre las medidas adecuadas: ideología de género. Bueno la ideología de género es la destrucción y la imposibilitacion de la familia.


Hoy científicamente sabemos que se requiere para ser hombre la célula masculina y la femenina y para ser mujer la femenina y la masculina. Y sin eso no hay familia. Entonces como estos sinvergüenzas con aborto divorcio droga eutanasia van a defender la familia.


A base de palabras bonitas: ¡Que crezca la familia!, ¡Que cuide la naturaleza!, todo está muy bien, ¡que haya menos pobreza!, ¡acabemos con la pobreza!: ¡Acabemos con la estupidez!, ¡acabemos con las mentiras!, ¡acabemos con llamar familia a lo que no es familia! ¡Vamos a acabar con el divorcio!


¿Queremos la familia?


¡Vamos a acabar con el divorcio, vamos a acabar con el aborto, vamos a acabar con la eutanasia vamos a acabar con la eugenesia vamos a acabar con las dificultades para que un hombre joven de 20 -22 años se pueda casar con una mujer de 17 o de 18 que parece un poco temprano y no como ahora que se casan de 30 ó 35 años cuando ya no pueden tener hijos


Así no vamos a sacar adelante a la familia por más que la ONU diga palabras bonitas.


Hablan de cosas bonitas, nos lavan el coco y un imbécil por ahí mete por ahí ideología de género como si eso fuese realmente lo que es la familia


Por el contrario la familia es una cosa maravillosa.

¿Qué aporta el catolicismo a la familia?


Todo: ¡El matrimonio como vocación divina!, ¡el matrimonio como vocación a la santidad!, ¡el matrimonio como vocación al apostolado!, ¡la familia como célula vital de la sociedad!, como dice por otra parte el artículo 16 de la Declaración Universal de Derechos Humanos propuesta por la ONU, sobre la familia lo dice muy claro y lo dice tan claro que dice así concretamente: que “La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado”. Así dice el artículo 16 de la ONU .


Y eso se lo saltan a la torera nos hablan sí de todo este tipo de cosas muy bonitas todas estas cosas muy bonitas que hay en la vida que hay que hacer las cosas bien que hay que acabar con la pobreza acabar con la violencia.


Si si, todo eso está muy bien, pero si empezamos por cargarnos lo que es la célula de la sociedad, pues entonces todo está realmente muy mal.

Por tanto es necesario hacer lo imposible para que la familia no sea suplantada porque es la institución natural en la que el hombre nace vive y muere como persona.


Esto es lo más importante. Por tanto hay que hacer lo imposible para que la familia no sea suplantada. Porque los grandes amores son el resultado de 100 pequeñas entregas, de 100 pequeños sacrificios. Si queremos amar a Dios y amar hasta la muerte a los seres queridos, si queremos que el matrimonio no se malogre con el paso de todos los días agriando la vida familiar ocasionando gravísimos daños a la sociedad, pues hace falta vivir cristianamente.


Los grandes amores se han construido con una felicidad y fidelidad estricta, escrupulosa; como dice una frase de Camino:


“Las almas grandes tienen muy en cuenta las cosas pequeñas” (“Camino”, p. 818). Por tanto vamos a tratar de revalorizar la familia, a hacer lo que decía el Papa:


¡FAMILIA SÉ LO QUE ERES! [Juan Pablo II, Familiaris Consortio, 22 de noviembre de 1981), porque es —lo vuelvo a repetir—, ¡uno de los bienes más preciosos de la humanidad!



Pbro. Dr. Santiago Martínez Sáez.

Día de la Familia.

15 de mayo de 2016.



Posts Recientes 
CANAL:
  • YouTube Long Shadow